Gestión

16 mayo, 2019

Metodologías Ágiles, ¿en el área de Recursos Humanos?

La revolución de los datos, internet y las nuevas formas de trabajar han producido un contexto digital donde el uso de la Metodología Agile es altamente beneficiosa. El objetivo de esta metodología es procurar que las tareas diarias se desarrollen de forma flexible, autónoma y eficaz, reduciendo los costos y aumentando de forma exponencial los beneficios.

El Agile Management, en realidad, nació en el mundo del desarrollo de software a inicios del siglo XXI como forma de trabajo que rompía con las reglas establecidas hasta entonces y que decidió, entre otras cosas, que las personas y sus interacciones eran más importantes que las herramientas y los procesos, y que adaptarse a los cambios era preferible a seguir un plan trazado préviamente.

Estos dos puntos tienen mucho en común con cómo debería gestionarse el equipo humano de una empresa, por lo que el área de Recursos Humanos toma como base la filosofía de estos desarrolladores y la adapta a su sector.

Para los RRHH la Metodología Ágil implica:

  • Dar protagonismo a las personas, a la colaboración y a las interacciones entre colaboradores, frente a los procesos organizativos.
  • Un proceso de mejora continua, en el que los errores se asumen como algo natural y de lo que se puede aprender para aportar valor a la empresa.
  • Colaborar con el cliente de manera estrecha.
  • Ser ágil a la hora de adaptarse a los cambios. El mundo está en constante evolución y las organizaciones no pueden darse el lujo de quedarse quietas.

Convertirse en una empresa Agile significa estar dispuestos a ser flexibles, adaptables y valorar a las personas y reconocer su trabajo y esfuerzo. ¿Cómo conseguirlo?

Ser Agile no es para cualquiera, sino para quienes se animan. Después de todo significa un cambio en el status quo tradicional con el que muchos pueden sentirse incómodos. Sin embargo, es algo que puede implementarse con facilidad. El salto puede ser muy beneficioso para las empresas.

Identificar carencias debe ser el primer paso, para que la implementación de la metodología sea y 100% eficaz y funcional. La dirección de una empresa debe dar su apoyo pleno para hacer una evaluación de la situación actual e identificar qué falencias existen y cómo resolverlas (sea que se necesite una reestructuración de personal, ofrecer formación a los empleados o eliminar prácticas que no resulten compatibles con el método).

Formación y desarrollo personal son dos pilares del método Agile, basado en la mejora continua, que las empresas deben fomentar desde adentro, por ejemplo, ofreciendo cursos bonificados a sus colaboradores para que estos mejoren sus habilidades personales y profesionales. Este tipo de acciones incrementará la motivación  y los volverá más competentes y productivos.

Colaboración y comunicación entre equipos es otro de los secretos de una empresa Agile. Para fomentarlas, se deben tener en cuenta aspectos como la adecuación del espacio físico de trabajo (¿es un espacio abierto en el que las personas pueden acercarse a interactuar o es un espacio de trabajo tradicional, en el que las puertas aún separan roles y marcan distancias?). Hacer partícipes a los colaboradores de cada cambio que suceda en la empresa es otra manera de incentivarlos a identificarse con esa cultura. Este tipo de comunicación puede darse, por qué no, en espacios virtuales compartidos por todos los colaboradores. Convertir errores en oportunidades y una buena gestión de conflictos también serán claves centrales para este objetivo.

Contratar a los perfiles adecuados y lograr que los colaboradores actuales logren adaptarse a esta nueva cultura será una de las garantías de éxito, que se verá reflejado en atracción y retención de talento y en una mejor experiencia para todos los colaboradores, que en lugar de sentirse un mero recurso, sentirá que todo su esfuerzo es tenido en cuenta: una catapulta para la motivación. En contraposición, la falta de reconocimiento es causal de ausentismo, altos índices de rotación y desmotivación; que resultan en grandes pérdidas para las empresas.

Compartir:

Lo más leído

La industria del coaching y mentoring seguirá creciendo durante los próximos diez años

Negociaciones que transforman la pandemia


Sobre mundos E

Somos una Escuela de Personas y Negocios con acuerdos con múltiples universidades como UNC (FCEFyN), UES21, Universidad de Sevilla, Rome Business School, etc. Concentrados en desarrollo de Personas y competencias genéricas para crear/potenciar Negocios. Programas vivenciales y de vanguardia. Profesores de primera línea, prácticos y exitosos en los temas que desarrollan.